miércoles, 11 de noviembre de 2009

(5) Hijas de un dios menor (avance del programa del viernes 13/11/09)

video

Vivimos en un país en el que nos manejamos con más comodidad en el fangoso terreno del chiste que en la pradera de la realidad. El sexo con los sacerdotes de protagonistas es un ejemplo palpable. Sin embargo, la realidad nos muestra un espacio dramático de soledad, vidas truncadas, abrazos clandestinos y control de personas por la vía del sometimiento de los sentimientos. El éxito de esa película de arriba se enmarca en el morbo que rodea lo prohibido.
Y estamos hablando de sacerdotes. De varones. Se supone que las monjas (aquí también) son asexuadas. Una vez me contó la luchadora por los derechos de las mujeres en general y de las lesbianas en particular, Empar Pineda, que hasta para la represión política las mujeres son más invisibles y así se entendía como el franquismo había perseguido con saña la homosexualidad masculina pero había mirado hacia otro lado en el asunto del amor entre mujeres.
Las mujeres, en el terreno de las creencias religiosas, son hijas de un dios menor. Y en la iglesia católica, en la escala de valores de su jerarquía, las mujeres no tienen derecho a elegir ni a ser elegidas. Están condenadas a ser discípulas secundarias de Jesús de Nazaret y a ganar la santidad por la vía de la colada, de la plancha, de la cocina, del cuidado sanitario y asistencial. No son respetadas como teólogas. Son la clase de tropa Vaticana.
La jerarquía católica tiene una extraña relación con las mujeres (las prohíben todo lo que pueden, tal vez porque las tienen un miedo ciempiés). Y de eso vamos a hablar en el próximo programa de "proyecto ADN". El del viernes 13 de noviembre. Ese día nos visitará en el estudio una mujer valiente. Presidenta de un grupo de cristianos que desde hace más de una década decidieron "salir del armario" de los afectos prohibidos y proclamar que el amor carnal y el matrimonio no estaba reñido con el sacerdocio. Este colectivo de valientes se agrupó bajo las siglas de MOCEOP, Movimiento pro Celibato Opcional y tiene como presidenta a Tere Cortés, nuestra invitada.
Hay más de 5.000 sacerdotes casados en España (150.000 en todo el mundo), relegados a las alcantarillas de los templos. Otros, más sumisos, llevan una sexualidad "de aquella manera" pero como no ponen en cuestión las normas son bien tratados y hasta protegidos en sus "cosillas", en los veniales deslices de "los nuestros".
Para acabar de enredar más en el asunto, un tal Benedicto XVI admite en el seno de la iglesia a los anglicanos disidentes (aunque estén casados) porque son ultra conservadores y están contra los derechos de las mujeres, pero a los casados propios (que consideran a las mujeres como iguales) les niega el pan y la sal.
Y es que para Roma hay que seguir comulgando con ruedas de molino.

Mariano crespo

Viernes, 13 de noviembre, Radio Círculo, 100.4 de la FM, de 16 a 17 horas, "La iglesia católica y las mujeres" en PROYECTO ADN (A Dudar por Necesidad)

5 comentarios:

  1. ya se sabe: son las exclavas y no tienen derecho a más por los AMOS de los ASUNTOS de la Catolicidad. Algún día se Revelarán o se darán cuenta que están excluidas del negocio,(voz coloquial). No añado más, que el que quiera continúe. Salud.

    ResponderEliminar
  2. Un buen enlace sobre el asunto...

    http://predicadormalvado.blogspot.com/2007/06/el-sexo-de-los-curas.html

    ResponderEliminar
  3. A veces, la separación interna, tanto en dichos como en hechos, en el seno de las organizaciones, partidos, iglesias..., me hace pensar sobre la coherencia o no de pertenecer sólo a una o, en realidad, formar un poco parte de todas.
    Quizá la estructura participativa de esta sociedad no es la más adecuada.
    Sí prima más, entre el objetivo y lo accesorio, lo último, es probable que la causa común a lograr no merezca definir a un colectivo.
    Es mi duda.

    ResponderEliminar
  4. Sí se avala la virginidad de María, que podemos esperar. Los curas de ahora deben de ejercer-ejercenn lo afirmo- de San Gabrieles altivos y activos.
    La patraña de los textos bíblicos aprobados y olvidados los apócrifos han montado este negociete digno de Santos varones.
    Además si en vez de Papa fuera una Mama habría cisma, y un pelin de cachondeo.
    Sergueiv.

    ResponderEliminar
  5. El celibato lo impuso la iglesia católica, no por una cuestión moral, espiritual o dogmatica, fué mucho mas sencillo que todo eso, fué por una cuestión económica, era más fácil el mantenimiento y traslado de los sacerdotes, que de ellos y toda su prole

    ResponderEliminar